2 de junio de 2014

“El colecho en sí mismo no supone un mayor riesgo de muerte súbita”


Leonardo Landa Rivera, pediatra, vicepresidente de APILAM
Afirma el pediatra neonatólogo, Leonardo Landa Rivera, que el colecho es una práctica más extendida de lo que se le supone e inherente a la crianza misma. Defensor y estudioso de esta práctica íntimamente ligada al mantenimiento y éxito de la lactancia materna, ha practicado colecho con sus hijos. Landa, que discrepa abiertamente de las últimas recomendaciones sobre el colecho de la Asociación Española de Pediatría (AEP), puntualiza que en las sociedades modernas es posible que ciertas formas de compartir el lecho entrañen un mayor riesgo y que nunca lo recomendaría con bebés alimentados con leche de fórmula.

Leonardo Landa Rivera es vicepresidente de APILAM, ex miembro del Comité de Lactancia Materna de la AEP, responsable de la revisión de contenidos y de la versión en inglés de www.e-lactancia.org, herramienta informática de APILAM al alcance de todas las personas interesadas en conocer la compatibilidad de la lactancia con medicamentos, enfermedades, plantas y  otros productos. Leonardo es, además, coautor del artículo “El colecho favorece la práctica de la lactancia materna y no aumenta el riesgo de muerte súbita del lactante”, y ha colaborado como investigador asociado en estudios sobre lactancia materna con el Departamento de Nutrición de la Universidad California Davis y publicado una veintena de artículos en revistas científicas como Lancet, Pediatrics y Journal of Human Lactation.

APILAM- Esto del colecho, la lactancia materna y el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL) empieza a parecer algo difícil de entender. Mientras que algunas asociaciones  pediátricas no están en contra del colecho, la Academia Americana de Pediatría (AAP) y, ahora, la Asociación Española de Pediatría (AEP) no lo recomiendan pues alegan riesgo de muerte súbita. Pero, ¿no quedamos que la lactancia materna previene el SMSL y que a su vez el colecho favorece la lactancia? Nos puede aportar un poco de luz a todo este lío.

-Esta falta de coherencia sugiere que su posición está fundamentada en prejuicios, haciendo aún menos fiable y más sospechosa la prohibición del colecho por parte de las asociaciones pediátricas. Es un reflejo de la falta de seriedad de su análisis y una fuerte dependencia económica de la industria de fórmulas lácteas infantiles.

APILAM- ¿Prejuicios?
-Sí, prejuicios enraizados en el pensamiento moralista occidental que demoniza el contacto físico entre padres e hijos y valora el individualismo e independencia de los niños desde edades muy tempranas.

APILAM- ¿Qué falla?
-Sorprendentemente, su análisis se basa en estudios con graves deficiencias metodológicas, la mayoría de ellos sin controles o inadecuados, no discriminan entre factores de riesgo conocidos, ni diferencian a niños amamantados de los niños con lactancia artificial.

APILAM- ¿En qué beneficia a la industria de fórmulas que no se recomiende el colecho?
-La industria se mueve en muchos frentes para aumentar sus ganancias. Todo lo que suponga entorpecer la buena marcha y mantenimiento de la lactancia beneficia enormemente esos propósitos. Saben muy bien que la práctica del colecho se encuentra detrás del mantenimiento y prolongación de la lactancia materna.

APILAM- Leyendo las recomendaciones de la AEP y la AAP da la sensación de que el colecho sea el responsable del SMSL
-La AEP repite lo que dice la AAP, sin tener evidencia científica firme para ello. Las asociaciones de pediatras también recomendaron en su momento colocar boca abajo a los niños para dormir y ahora se sabe que es una causa de muerte súbita. Hay pruebas científicas que sugieren que el colecho es más bien protector si se hace de forma correcta.

APILAM- ¿Pruebas científicas?  
-Sí, varios estudios con diseño adecuado encontraron menor riesgo de SMSL entre los niños amamantados que practicaban colecho de forma rutinaria, no así cuando el colecho se practicó de manera circunstancial. Es posible que algunos casos de estas muertes ocurrieran tras la decisión de los padres de colocar al niño en su cama, porque notaran que algo no andaba bien. Esto es además coherente con el principio de supervivencia, que surge evolutivamente con la lactancia materna y la madre como el entorno natural de su hijo. No se podría explicar de otra manera, al revés de lo que pretenden las sociedades pediátricas, que por un lado aceptan el colecho como una práctica que favorece el amamantamiento protector a su vez de la muerte súbita, pero por otro dicen que es un riesgo para la vida del niño.  

APILAM- ¿Qué medida evitaría más muertes por SMSL?
-La misma AAP recomienda que los niños nunca duerman solos, pero criminaliza el lecho de la madre. Pasan por alto que la mitad de las muertes por SMSL ocurren en la cuna. La causa exacta se desconoce, de ahí el nombre de síndrome. Ahora se habla de Síndrome de Muerte Súbita No Esperada (SMSNE) para englobar a aquellas muertes cuya causa si que queda establecida después de un examen exhaustivo.

APILAM-  ¿No dormir solos sería la medida evitaría más muertes por SMSL?
-Entre los estudios grandes en cantidad y tiempo, con la metodología científica más rigurosa se encuentran los de Fleming y Blair en Inglaterra. Ellos han demostrado que muere igual número de niños en la cuna que haciendo colecho. Por lo tanto, eso indica que el colecho en sí mismo no supone un mayor riesgo de muerte súbita. Por otro lado, aún con los conocimientos actuales, no resultaría posible prevenir todos los casos de SMSL. Lo que si podemos decir es que el riesgo disminuye substancialmente con la lactancia materna exclusiva y práctica de colecho siempre y cuando no se duerma en superficies blandas o mullidas, canapés, sofás, hamacas, edredones y almohadones, los padres no sean obesos, no fumen ni consuman alcohol, drogas y medicamentos que alteren su capacidad de respuesta.

APILAM- ¿Las leches artificiales causan muertes por SMSL?
-El argumento más sólido a favor de la práctica de colecho es que no tendría sentido fuera del contexto de la lactancia natural. Ambas forman parte de una estrategia de supervivencia cimentada en miles de años de evolución en la no tiene cabida otra forma de alimentación y que por supuesto conllevan mayor riesgo de enfermedad y muerte para los niños. Una nueva estirpe de “homo sapiens arrogans” se resiste a echar una mirada al pasado y aceptar que procedemos de dónde venimos, corriendo un velo a nuestra condición de mamíferos. Nunca recomendaría el colecho a niños no amamantados.

APILAM- ¿Por qué no recomendaría colecho en niños no amamantados?
-Casi con toda seguridad, ambos comportamientos, amamantamiento y colecho han ido evolutivamente de la mano. Dicho de otra manera, el colecho es la consecuencia de la necesidad de amamantar, vigilar, monitorear y dar protección al pequeño niño. El hecho de ser amamantado confiere una ventaja añadida que no la tiene el niño que no lo es.  Por eso su riesgo no es el mismo y por supuesto mayor en el no amamantado. En este último caso, si que aplicaría la recomendación contraria al colecho de la AAP – AEP.

APILAM- ¿Qué se puede hacer para evitar el SMSL?
-Ante todo mantener la lactancia materna exclusiva a los 6 meses, por cuanto la mayoría de muertes ocurre antes de esa edad, colocar al bebé a dormir boca arriba evitando el consumo de tabaco, alcohol y otras sustancias tóxicas ya desde el embarazo.

APILAM-  ¿Qué sabe del colecho además de lo leído y estudiado?
-Ha sido una experiencia inolvidable para toda mi familia, en especial para mí, porque me permitió rescatar parte del tiempo robado a mis hijos, por las exigencias de mi trabajo. De ahí que lo hiciera de forma consciente y activa con nuestros cuatro hijos. Sobre un colchón firme de estilo tatami, extendido sobre el suelo, sin objetos ni estorbos peligrosos. Por muchos conocido, que se trata de una costumbre muy extendida en el Japón, donde la tasa de SMSL es de las más bajas del mundo.

APILAM- Casualmente, unos días después de que la AEP publicara sus nuevas recomendaciones, podíamos leer en el blog de la American Academy of Breastfeeding el artículo ¿Debería la Academía Americana de Pediatria dormir sola?, donde la Dra. Bartick defendía la práctica del colecho y criticaba la postura negativa de la Academia Americana de Pediatría (AAP) ¿Qué opina de dicho artículo?
-La Dra. Bartick es profesora de Medicina en Harvard. Su análisis es contundente y sin tapujos. Resumiendo, nos viene a decir que por mucho que la AAP predique en su contra, el colecho es un instinto tan fuertemente arraigado en las madres que amamantan, como conducta ligada a un tipo de crianza cercana, que continuarán practicándolo como hasta ahora, aunque sin reconocerlo abiertamente por temor a la censura.
Opino como ella, que es una lástima de tiempo y oportunidades perdidas por quienes pregonan en contra del colecho, en lugar de dedicar esfuerzos y recursos en informar sobre el riesgo de no amamantar y los verdaderos factores de riesgo para el SMSL, sobre los que sí existe firme evidencia científica, lo dedican en cambio a complicarle la vida a las madres que desean mantener su amamantamiento con recomendaciones que van en contra de la naturaleza misma de la lactancia materna.

FACTORES QUE AUMENTAN EL RIESGO DE SÍNDROME DE MUERTE SÚBITA DEL LACTANTE
  • Lactancia artificial. Ausencia de lactancia materna exclusiva
  • Posición del bebé boca abajo durante el sueño
  • Consumo de tabaco por uno o ambos progenitores
  • Consumo de alcohol, drogas u otras sustancias o medicamentos que alteren la capacidad de respuesta de los progenitores
  • Colecho en superficies blandas y no planas: sofás o colchones blandos
  • Arropamiento excesivo del bebé
  • Colecho con otras personas (hermanos incluidos) que no sean los padres
  • Uso de almohadas, cojines u edredones
  • Obesidad mórbida de alguno de los progenitores


Estudios con diseño adecuado que han encontrado menor riesgo de SMSL entre los niños amamantados que practicaban colecho con sus padres

1- McKenna JJ, McDade T. Why babies should never sleep alone: a review of the co-sleeping controversy in relation to SIDS, bedsharing and breast feeding. Paediatr Respir Rev. 2005 Jun;6(2):134-52

2- Ball, H.L.2012. 'Sleeping with the baby'. Breastfeeding Briefs, No. 53, Sept.
3- Volpe, L., Ball, H.L. and McKenna, J.J. 2013. 'Nighttime parenting strategies and sleep related risks in infants'. Social Science & Medicine, 79: 91-100.
4- Blair P. et al. Perspectives on bed-sharing. Current Pediatric Review 2010
5- Does Breastfeeding Reduce the Risk of Sudden Infant Death Syndrome?  Vennemann MM et al, Pediatrics March 2009; 123:3 e406-e410;


Necesitamos fondos para seguir investigando y divulgando las bondades y belleza de la lactancia materna. Puedes colaborar con el proyecto e-lactancia.org aportando un donativo con el importe que desees 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada