13 de enero de 2015

Todo sobre la alfalfa y la lactancia

1. e-lactancia.org clasifica la alfalfa en Nivel  2: Riesgo alto. Poco seguro. Valorar cuidadosamente. Evitar o emplear una alternativa más segura.

2. Se usan la sumidad aérea y las semillas de esta planta leguminosa.

3.Contiene flavonoides, esteroides, cumestanos y vitaminas y minerales en abundancia.


4. Propiedades atribuidas sin comprobación clínica: agonista estrogénico y antianémica.

5. Tampoco hay ningún dato fiable que avale su uso como galactogogo.

6. A fecha de última actualización de e-lactancia.org no encontramos datos publicados sobre su excreción en leche materna.

7. Por sus efectos estrogénicos no debería consumirse ni en embarazo ni en lactancia.

8. La canavanina, uno de los alcaloides que contiene, es tóxico si se realiza un consumo continuo. 

9. Se ha descrito pancitopenia, anemia hemolítica y lupus eritematoso inducidos tras el consumo habitual de semillas germinadas o tabletas de alfalfa.

10. Precauciones al tomar infusiones de plantas: 
-Asegurarse que son de fuente fiable: han ocurrido intoxicaciones por confusión de una planta con otra con propiedades tóxicas, envenenamientos por contener metales pesados o pesticidas y toxiinfecciones alimentarias por contaminación con bacterias u hongos.
-No tomar en exceso. Los productos “naturales” no son buenos en cualquier cantidad: las plantas contienen sustancias activas de las que ha salido gran parte de nuestra farmacopea tradicional y pueden provocar intoxicaciones si se consumen en cantidad o tiempo exagerados.

Para una información más completa, con 17 referencias bibliográficas, puedes consultar la ficha de e-lactancia sobre la compatibilidad de la alfalfa con la lactancia materna elaborada por los pediatras de APILAM.
------------------------x--------------------
Necesitamos fondos para seguir investigando y divulgando. Puedes colaborar con e-lactancia.org aportando un donativo por el importe que desees

No hay comentarios:

Publicar un comentario