12 de marzo de 2015

"La lactancia materna es un modo apasionante de vivir mi lado femenino"

“En una hamaca, mi hijo se quedó dormido tras amamantar. No se ve, pero aun tiene el pezón en la boca. Años felices. 2012”


Iniciamos la serie de entrevistas “Lactancia y personas maravillosas”  con Imma Subirana Rodríguez, de 45 años, madre de 3 hijos: el menor de 4 años (biológico), la mediana de 5 años (adoptada), y el mayor de 7 años (adoptado). Imma trabaja como financiera, está certificada como Doula por DONA International y formándose como Educadora Perinatal, su verdadera vocación. Actualmente, reside en Asunción, Paraguay.

APILAM -¿Practicas o has practicado el colecho? 
IMMA -Sí. Con el pequeño biológico hasta los 2 años sin interrupción, cada noche. Luego, la mayoría de las noches. Ahora aún solemos colechar. Varía bastante: a veces solo con alguno de ellos, a veces con dos, con los tres, y a veces con ninguno! :) 

APILAM -¿Sabes si fuiste amamantada? 
IMMA -Sí, fui amamantada. Sé que varios meses, pero no sé con exactitud.

APILAM -¿Cuándo decidiste que ibas a amamantar a tu bebé? 
IMMA -Siempre lo supe, nunca me planteé que fuera de otro modo.
.
APILAM -¿Resultó el amamantar cómo esperabas? 
IMMA -Resultó muchísimo mejor: ¡mucho más placentero, cómodo y gratificante de lo que nunca había imaginado!

APILAM -¿Tuviste algún tipo de complicación? ¿Si sí, cómo la solucionaste y qué es lo que más te ayudó a solucionarla?
IMMA -Solo al principio, los 4-5 primeros días, tuve dolor en los pezones. Luego ya pasó y desde entonces fue muy satisfactoria. Amamanté a mi hijo pequeño (el biológico) hasta los 4 años.
En realidad mi mayor problema fue cuando adoptamos a nuestra hija mediana. Entonces ella tenía 2 años y tres meses, 9 meses más que mi hijo pequeño. Ella empezó a mostrar “atracción” por la lactancia de mi hijo, y a aproximarse a nosotros en esos momentos, llegando a pedir teta también.
A mí me pareció una idea genial, una oportunidad maravillosa de fomentar nuestra vinculación afectiva y emocional. Fue algo progresivo. Pero cuando se decidió a succionar, me llegó lo que se conoce como “Agitación de la lactancia”, experimentando un rechazo visceral a amamantar a mi hija (que no al otro). El problema es que yo lo desconocía por completo (a pesar de que me había formado e informado concienzudamente sobre crianza) y pensé que yo la rechazaba por ser adoptada. Fue muy complejo manejarlo, física y emocionalmente hablando, no se lo deseo a nadie.
Medio de casualidad, un día acabé atando cabos al recordar algo que había dicho otra madre (doula) meses atrás, sobre el destete un poco imprevisto de su hijo. Busqué en internet, y fue un alivio inmenso descubrir que le ocurría a miles de mujeres, que no estaba sola y, sobretodo, que no tenía nada que ver con que mi hija fuera adoptada.
Entonces empecé a darle teta “solo un poquito” y sobre todo, a “intercambiar” peticiones de teta por abrazos, besos, caricias, canciones, etc, y mi hija se fue conformando bastante bien con ese “trato”, hasta que dejó de pedir teta.

APILAM -¿Porqué has donado al proyecto e-lactancia? 
IMMA -Porque me parece un proyecto serio, gestionado por gente capaz y competente, rigurosa y bien documentada. Porque en lugar de ofrecer largos artículos o explicaciones con lenguaje técnico (“bla, bla, bla”), ayuda a las madres del mejor modo posible cuando quieren saber si un medicamento puede tomarse lactando: se puede / no se puede / depende. Algo súper práctico y efectivo, que es lo que se necesita en esas circunstancias.
Además, e-lactancia.org me ha ayudado muchísimo en bastantes ocasiones, y es un placer colaborar económicamente para que pueda seguir ayudando a otras mujeres.
APILAM -En una frase, ¿qué es para ti la lactancia materna? 
IMMA -Una oportunidad única de dar y recibir amor intensa e incondicionalmente y de establecer una relación privilegiada con mi hijo. La lactancia materna es un modo apasionante de vivir mi lado femenino y de experimentar mi condición de mamífera.
 _____________________________________________________________________

Necesitamos fondos para seguir investigando y divulgando. Puedes colaborar con el proyecto e-lactancia.org aportando un donativo

No hay comentarios:

Publicar un comentario